Etiqueta: tomate

Combate el frío con esta receta de alubias al horno con salsa de tomate, cuscús y queso feta

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total:
  • Elaboración: 20 m
  • Cocción: 40 m

La base de todo es una buena salsa de tomate en la que se ocultan carnosas alubias y un poco de cuscús que enriquece el conjunto, tanto en la textura como en el contenido nutricional. Se puede usar la variante de legumbre que se prefiera, usar sobras de otros platos o recurrir a las envasadas ya cocidas. El punto del queso feta con el aceite de perejil remata un plato que en el fondo no tiene mucho misterio, pero está para mojar pan.

Ingredientes

Para 2 personas

  • Alubias cocidas en conserva blancas: 400 g
  • Cuscús cocido: 80 g
  • Cebolla dulce (mitad) 
  • Diente de ajo:
  • Laurel:
  • Tomate troceado natural:600 g
  • Orégano seco:g
  • Tomillo seco:g
  • Vino tinto: 80 ml
  • Queso feta: 100 g
  • Perejil fresco un manojo
  • Limón:
  • Pimienta negra molida 
  • Sal 
  • Aceite de oliva virgen extra

Debemos tener ya las alubias cocidas en su punto, enjuagadas y escurridas, en su caso, y el cuscús también cocinado. Si usamos tomate natural podemos ir pelándolo tras escaldarlo en agua hirviendo. Se puede usar en conserva, troceado o entero, si es lo que tenemos en la despensa. Picar la cebolla y el diente de ajo.

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una fuente alta de tamaño mediano, ovalada, redonda o rectangular, lo que más nos guste. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y calentar la cebolla con el diente de ajo. Añadir una pizca de sal y dejar que se pochen unos 10 minutos, a fuego medio. Agregar el tomate, la hoja de laurel, el orégano y el tomillo. Remover bien y regar con el vino blanco. Salpimentar ligeramente y dejar que reduzca a fuego bajo unos 10-15 minutos. 

Retirar el laurel y agregar las alubias, remover con suavidad y echar también el cusús. Cocinar el conjunto suavemente un par de minutos y llevar a la fuente preparada. Distribuir por encima el queso feta desmenuzado, salpimentar y regar con un hilo de aceite de oliva. Hornear durante unos 25-30 minutos.

Preparar un aliño batiendo el perejil picado groseramente con la ralladura y zumo del limón, un poco de sal y unas 4-5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Se puede triturar con una batidora para hacer una crema, o usar tal cual. Añadir a las alubias recién horneadas.

Fuente: DirectoAlPaladar

Pasta ‘sangrienta’ de ‘Halloween’

Si eres de las que no se pierden ‘Halloween’ y te gusta la estética de esta fiesta, anímate a darles toques decorativos como este a tus platos. Usamos espaguetis negros sobre los que colocamos una espesa salsa de tomate casero y unas bolitas de ‘mozzarella’ con aceitunas negras como si fueran ojos.

INGREDIENTES

  • 400 g de Espaguetis negros
  • 1 bote de Tomate natural triturado 500 gramos
  • 1 unidad de Cebolla
  • 8 ud de Queso mozzarella bolitas pequeñas
  • 8 ud de Aceitunas negras
  • 1 pizca de Azúcar blanco
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

  1. 1.Pela y pica la cebolla muy finita.
  2. 2.Ponla a pochar en una cazuela con aceite y cuando empiece a reblandecerse, añade el tomate, sal y azúcar.
  3. 3.Cocina a fuego lento durante 20 minutos.
  4. 4.Cuece la pasta en agua hirviendo con sal y escurre.
  5. 5.Sirve la pasta en los platos; encima coloca la salsa de tomate y acaba con las bolitas de queso con una rodaja de aceituna negra.

Gnocchi crujiente con burrata y confit de tomate

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocción: 35 minutos
  • Porciones: 4

Ingredientes

450 grs de tomates cherry dulces
1 puñado de ajo pelado
1 taza de aceite de oliva extra virgen
450 grs de ñoquis de papa (comprados en la tienda o caseros)
1 pieza de burrata
1 pizca de sal en escamas

Preparación

1) Para el tomate y el ajo confitado: agregue los tomates cherry dulces de su elección y un puñado muy generoso de dientes de ajo pelados en una cacerola pequeña de fondo grueso. Cubrir con aceite de oliva hasta que todo esté sumergido. Cocine al fuego más bajo posible hasta que los tomates comiencen a reventar y el ajo esté suave y untable, aproximadamente 20-40 minutos, dependiendo de la potencia de su quemador. Míralo de cerca: quieres ver una o dos burbujas en el aceite, pero si comienza a hervir a fuego lento, coloca otra olla o sartén debajo para difundir el calor. (El confit enfriado se puede almacenar, sumergido en su aceite, en un recipiente hermético en el refrigerador. Tenga en cuenta que no está sazonado, ¡así que asegúrese de espolvorear con sal antes de comer!)

2) Para los ñoquis: Hierva los ñoquis de patata caseros o comprados en la tienda en agua con sal hasta que floten. Mientras tanto, agregue unas gotas de aceite de tomate confitado a una sartén grande antiadherente y caliente a fuego medio-alto. Transfiera los ñoquis del agua de cocción con una espumadera al aceite caliente y colóquelos en una sola capa. Cocine sin tocar hasta que esté dorado y crujiente, aproximadamente 3 minutos, luego voltee y repita. Transfiera de la sartén a un plato forrado con toallas de papel y pruebe el condimento; una pizca de sal encima mientras aún están calientes.

3) Para servir: Coloque los ñoquis, la burrata y el tomate y el ajo confitados en un plato para servir. Cubra con un chorrito de aceite confitado o aceite de oliva fresco, sal en escamas (¡especialmente en esos tomates!), Pimienta negra molida y polen de hinojo (opcional). ¡Disfruta inmediatamente con una cuchara!


Receta de: Meryl Feinstein, Pasta Social Club

pastasocialclub.com