Roscón de Reyes fácil, casero y esponjoso

Para los que nunca os habéis animado a amasar un roscón, pues en apenas poco más de dos horas obtendréis un brioche esponjoso y aromático que os convencerá de que no hay nada como prepararlo en casa ¿Os animáis a comprobarlo?

Ingredientes

Para 1 unidades

  • Harina de fuerza 400 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente70 g
  • Azúcar 100 g
  • Huevos 
  • Ron (licor) 20 ml
  • Agua 100 ml
  • Leche 30 ml
  • Ralladura de naranja 
  • Levadura prensada 20 g
  • Agua de azahar media cucharadita
  • Sal 
  • Almendras en láminas
  • Fruta escarchada 
  • Azúcar granulado

Empezamos poniendo en un bol grande 350 g de harina, hacemos un hueco en el centro y en él añadimos el azúcar, la levadura disuelta en el agua templada, el ron, la leche, la ralladura de naranja, el agua de azahar y la mantequilla. Mezclamos ligeramente y añadimos uno de los huevos y la pizca de sal y amasamos. 

Cuando se hayan unido todos los ingredientes, ponemos la masa sobre una superficie enharinada y seguimos amasando hasta que la masa quede elástica y no se pegue a la superficie. Si es necesario, vamos añadiendo harina poco a poco, aunque no debemos dejar que la masa quede demasiado seca, sino más bien pegajosa.

Formamos una bola con la masa y le hacemos un agujero en el centro. Con cuidado, lo vamos estirando y agrandando, dando forma al roscón. Lo colocamos sobre una bandeja de horno, en un lugar cálido y lo dejamo levar por lo menos una hora. Precalentamos el horno a 200ºC. 

Mientras pintamos el roscón con el otro huevo batido y lo decoramos con la fruta escarchada, las almendras fileteadas y el azúcar granulado. Por último, horneamos el roscón entre 15 y 20 minutos a 200º o hasta que la superficie esté dorada. Dejaremos enfriar ligeramente antes de degustarlo

Fuente: Directoalpaladar.com

Deja un comentario