Categoría: Salud

Ejercicios para aliviar el dolor cervical

¿Cómo saber si sufres de dolor cervical? Suele ser un dolor en la nuca que se puede extender hacia los hombros y hacia la cabeza,  puede aparecer de forma gradual siendo al principio de baja intensidad para ir aumentando posteriormente. Otras veces, la aparición del dolor es repentina y muy intensa. Puede acompañarse de chasquidos, sensación de peso, rigidez con movilidad limitada y a veces de sensación de hormigueo en los brazos y las manos.

Te dejaré una selección de ejercicios que te ayudarán a disminuir estos dolores, pero te aconsejo ir con un especialista lo más pronto posible si tú dolor es derivado de un traumatismo severo o accidente.

1. Atrás y al frente

Ponte en una posición con la columna recta e inclina lentamente la cabeza hacia adelante bajando la barbilla hacia el pecho y luego lentamente mueve la cabeza hacia atrás

2. Izquierda a derecha

De manera suave y con la espalda recta, inclina lentamente la cabeza de izquierda a derecha.

3. Gira

Con la mirada al frente y la espalda bien recta, gira lentamente la cabeza a la izquierda y luego a la derecha ¡Ojo! no la gires más de lo que puedas.

4. Hombros

Levanta los hombros con la espalda bien recta y después bájalos a su posición normal. 

5. Serie de 3

Coloca ambos brazos en tu nuca, después flexiones lentamente la cintura y deja caer el brazo derecho y de igual manera el lado izquierdo de forma alternada. 

Recuerda que se trata de un problema muy habitual ya que no sólo está vinculado con la realización de movimientos bruscos o incorrectos, sino también con otros muchos factores como el estrés, el peso excesivo de mochilas las cuales deben máximo pesar 15% del peso de la persona; y en el caso de los bolsos el 10 %. Incluso en el caso de las mujeres también podría ser causado por la mala elección del sujetador.

¡Cuida tu postura en todo momento, a la hora de dormir, en la oficina, incluso al estar sentada!  Comparte con familiares y amigos que padezcan de estos dolores y no olvides guardar para cuando lo necesites.

Fuente: facilisimo.com